viernes, junio 16, 2006

LA INVESTIGACION EN ANESTESIOLOGIA

INTERROGANTES.
Entendiendo Estado del Arte como el grado de mayor de desarrollo temático sobre un tópico específico en el presente”1, se realizó una búsqueda de carácter sistemático que abarcara el escenario mundial, regional y nacional, con la intención de responder las siguientes preguntas:

¿Cuál es el volumen de lo publicado en anestesia?
¿Cuáles son los tópicos alrededor de los cuales se investiga?
¿Cuáles son las especialidades quirúrgicas y afines, que se han beneficiado de esa investigación?
¿Qué tipos de investigación se han desarrollado en anestesia?



INTRODUCCION

La Anestesiología es una especialización del área clínica que se circunscribe en intervenciones alrededor del paciente quirúrgico, el cuidado crítico, el manejo del dolor y el cuidado paliativo. Por lo mismo, es una especialidad básicamente intervencionista, que realiza procedimientos con el uso de nuevas tecnologías, y administra medicamentos, que están en continua renovación, con formulas nuevas o viejas que han sido mejoradas, por lo que, está avasallada por una alta producción de material investigativo. Adicionalmente, dado que el nivel de fracaso terapéutico permitido es muy bajo, (v.g. el tiopental sódico debe inducir hipnosis en todos los pacientes; no se espera que sólo uno de cada 3 o 4 pacientes tenga efectos de anestesia general, y los otros no), el rango terapéutico es muy estrecho, y la presentación de efectos adversos amplia y frecuente, por lo que en términos de lectura crítica se debe evaluar tanto la efectividad o eficacia de una intervención, como la presentación de los efectos adversos. En otras palabras, se debe evaluar tanto el NNT (número necesario de pacientes a tratar para obtener un beneficio), como el NNH (número necesario de pacientes a tratar para dañar a uno, o tener un efecto adverso), dado que en los medicamentos anestésicos, éstos son muy cercanos, por el rango terapéutico estrecho.
Con respecto a las áreas en las cuales se desarrolla la investigación en general, se puede resumirde la siguiente manera:

• Investigación básica relacionada con aspectos tales como la búsqueda de los mecanismos del dolor; desarrollo de nuevos agentes anestésicos; la forma de acción de los anestésicos; vías novedosas de administración de fármacos y dispositivos especiales para ello, las sustancias contaminantes atmosféricos, derivados de los anestésicos, las dosis letales y efectivas de los nuevos medicamentos, etc.

• La investigación clínica, que por tipo de estudio se categorizaría directamente en los estudios de tratamiento, pronóstico, diagnóstico y efectos adversos. Adicionalmente, este tipo de trabajos se pueden categorizar por objetivo del estudio en: estudios de eficacia, efectividad y eficiencia. (los estudios de eficiencia a su vez se categorizan en estudios de costo eficacia, costo efectividad, costo beneficio, costo utilidad, y minimización de costos). También, la investigación clínica se puede clasificar por área específica de estudio, como anestesia regional (espinal, peridural, etc.), anestesia intravenosa, anestesia general, agentes inhalatorios, etc. También es factible hacerlo por la especialidad involucrada, como anestesia para cirugía de tórax, de abdomen, vascular, urológica, ginecológica, obstétrica, ortopédica, y de trauma, entre otras.

Para efectos de las experiencias publicadas, en el campo de la anestesiología, y dado que la investigación básica tiene la pretensión final de aplicar los resultados de su experimentación en el área clínica, se dará un mayor énfasis a la investigación del área clínica, específicamente en los experimentos clínicos, y particularizando en los tópicos que se presentaron arriba, que podrían categorizar la investigación clínica. que reflejaran lo más cercano al estado del arte de la investigación en anestesia.
El aumento de artículos categorizados como “clinical trial” (in Publication Type), podría estar reflejando la influencia del modelo de Medicina Basada en la Evidencia sobre los artículos que se empezaron a publicar en las revistas en la pasada década.
La producción internacional de artículos relacionados con la anestesia es alta, a manera de ensayos clínicos, comparativamente con otras especialidades.
En las bases de datos iberoamericanas, la figuración de experimentos es muy baja, lo que limita su utilización, cuando se trata de encontrar respuestas a escenarios clínicos relacionados con intervenciones. En otras palabras, cuando se comparan las bases de datos iberoamericanas con Medline, en ellas se publica un mayor porcentaje de artículos relacionados con la anestesia pero, comparativamente, el porcentaje de experimentos que se publica es muy bajo. Está diferencia hace notar probablemente una preferencia de los autores que hacen experimentos, por las revistas indexadas en Medline, sobre las revistas indexadas en las bases de datos iberoamericanas.
En las especialidades en donde se encuentra un volumen alto de publicaciones están la Anestesia, la Ginecología y la Obstetricia, la Pediatría y la Medicina Interna. Probablemente en cirugía no sea tan destacado el volumen de publicaciones, por el amplio campo de tópicos alrededor del cual puede publicarse en cirugía, como tórax, abdomen, cardiovascular, vascular periférico, trauma, etc.
Aunque la mayoría de tipos de publicaciones en anestesia son ensayos clínicos y ensayos clínicos aleatorizados, las revisones no sistemáticas ocupan un lugar muy importante en el porcentaje de publicaciones indexadas en Medline. Esto podría estar relacionado con un gran consumo de este tipo de publicaciones, o a una baja capacitación en los generadores de artículos, en el método científico, o en la medicina basada en evidencia.
La investigación internacional en anestesia está centrada en estudios de tratamiento, preferiblemente para evaluar la eficacia, y para el reporte de efectos adversos.
Los campos de investigación en anestesia están centrados en tópicos como la anestesia intravenosa, el dolor y la recuperación, lo que podría estar relacionado con los campos de mayor desarrollo tecnológico de la anestesia, en las últimas dos décadas. La anestesia para cirugía ambulatoria, por ejemplo, ha tenido un gran auge, y con ella la producción de medicamentos que favorecen la rápida recuperación, sin efectos secundarios, entre ellos, los anestésicos intravenosos y los antieméticos12.
Debe enseñarse desde las escuelas la lectura y la formación de investigadores. Todas las investigaciones deben ajustarse a los cánones de Buenas Prácticas Clínicas, y por ello es necesario promover la capacitación de investigadores.
La Sociedad de Anestesia debe considerar el promover y facilitar la realización de estudios multicéntricos, aprovechando su estructura y capacidad organizativa.
DR. JUAN SANTILLAN MARTIN